Ciplas's avatar

Ciplas

  • Lima - PerĂº
  • Joined Jun 22, 2019
  • 22 / M

Nazca

Aug 11, 2019

Nazca se suma a una lista nada despreciable de producciones internacionales que han tomado como referencia al Perú o la Cultura Inca, obviamente, suele ser tratada con ciertas libertades, por lo que a lo largo de la obra vamos a apreciar distintos errores históricos, cosa que los más entendidos del tema se podrán dar cuenta a plenitud al visionar la serie, sin embargo, centrar toda mi valoración de la misma y decir que es mala por la falta de documentación, haría que mi crítica sea netamente superficial, no veo a alguien haciendo berrinche porque Eru Kazado (comúnmente conocido como El Cazador de la Bruja) este ambientada aparentemente en México y que el objetivo de los personajes sea llegar al Wiñaymarka, lugar ubicado en el lago Titicaca y que tengan que cuidar una Roca Inca, a pesar de ello, debo mencionar que una mejor documentación le hubiera dado un manejo pleno de elementos para crear una historia mucho más interesante, pero bueno, vamos a trabajar con lo que tenemos.

La serie nos cuenta la historia de Kyoji, un muchacho japonés estudiante de kendo que se verá implicado en un conflicto con Tate, su profesor, ya que ambos son reencarnaciones de antiguos Guerreros Incas, esto conlleva a una disputa por una supuesta traición de Atahualpa a Huáscar, un sacrificio y una guerra civil desatada en el Imperio antes de la llegada de los invasores españoles, esto no solo quedara entre ambos, ya que poco a poco veremos cómo distintos miembros cercanos también resultan ser reencarnaciones, lo cual es lo que nos pone sobre la mesa los primeros cuestionamientos de la serie: ¿por qué justamente todo el circulo amical de Kyoji y Tate son antiguos habitantes del Imperio Incaico?¿por qué estas reencarnaciones se dan en Japón? lo hubiera entendido más si sería en los andes peruanos, ¿pero en Japón?¿y por qué justo ahora? la serie trata de excusarse en que es algo que sucedió porque en Japón hay un lugar sagrado llamado Asuka y la pronunciación es similar a la de Nazca, lo cual es una explicación bien pedorra.

Es obvio que la serie desde un inicio no sabe a dónde quiere llegar, primero nos muestra el despertar de Tate, el cual al descubrir su pasado como Yawaru viaja a Perú, luego Kyoji le sigue los pasos y también chapa su avión a Perú junto a la prometida de Tate, que ¡oh sorpresa! también es una de las tantas reencarnaciones incas, la razón de este viaje nunca queda clara, es más, tranquilamente pudo ser sacada de la historia y no afectaría en lo más mínimo, pero la serie quiere venderte a toda costa que es importante colocándote una especie de revelación cuando están en Machu Picchu, ya que de la nada aparece un templo entre las nubes con forma de Tumi, templo que aparece luego también en Japón, vaya a saber dios el porqué.

Prácticamente el 50% de la información que la serie intenta brindar se hace a través de flashbacks, estos a su vez son maniobrados a conveniencia cuando la situación lo demanda para darle cierto dramatismo a algunas escenas o mostrarnos vivencias de Kyoji con Tate cuando eran alumno y maestro, ¿que pretendían con eso? ¿de verdad esperaban que simpatizara con un antagonista unidimensional? Estos flashbacks a su vez hacen que nunca tengamos claras las intenciones de los personajes, no sabemos cuáles son sus objetivos y ni siquiera podríamos decir que tienen motivaciones convincentes. inicialmente Tate empieza queriéndose vengar de Bilka, o sea Kyoji, porque él era la mano derecha de Atahualpa, mientras que tate, en su vida como Yawaru, fue la de Huáscar. Seguido a esto el objetivo cambia radicalmente cuando nos dice que quiere liberar el poder del Iriya Tesse y finalmente nos dice que quiere acabar con la humanidad, esto último totalmente sacado de los cojones, nunca se nos da al menos un indicio de que esas eran sus intenciones, hasta donde sabíamos era un guerrero bastante frio y hábil en batalla, pero nada más, luego también se hace referencia a ciertos ideales que maneja Tate, los cuales aparentemente están abalados por los Dioses Incas, pero nunca se exploran dichos ideales; finalmente como buen antagonista unidimensional se le da su momento de redención sin una razón plausible.

Los demás personajes tampoco destacan en lo más mínimo, Kyoji es el típico cabezota que intenta proteger a alguien, pero más esta para que lo protejan a él, toma decisiones simplemente por impulso y nunca se le muestra un cuestionamiento hacia lo que está sucediendo, en realidad ningún personaje se cuestiona la situación en la que se encuentran, es como si fuera cosa de todos los días ser reencarnación de guerreros de imperios antiguos.

Yuka, la prometida de Tate y la reencarnación de Aquira, es básicamente la damisela en apuros gran parte de la serie, nunca tiene un momento en que realmente sea relevante, incluso al final cuando parece que se sacrificara por el bienestar de la humanidad, terminan descartándola por la redención de Tate. Shiogami es otro de los antagonistas y también es un tipo unidimensional que solo quiere matar a Bilka por conflictos de sus vidas pasadas, nada que destacar y muere como la rata que fue a lo largo de la serie, nada de valor se perdió. Luego aparece un sacerdote más con la idea de crear un eterno Tahuantinsuyo, el problema con ello es que ni siquiera sabemos cuál es la motivación ni objetivo de este sujeto, solo lo presentan como un conflicto intrascendente porque termina siendo eliminado, ni siquiera los culparía por no darse cuenta cuando lo desechan.

Un punto que me molesta bastante de la serie es la falta de tensión que presenta, ya que nos pone sobre el papel supuestamente a los mejores guerreros del imperio, sin embargo cuando estos combaten entre sí, nunca hay al menos uno herido de gravedad, nunca nadie se puede morir o quedar al borde de la muerte, siempre se escapan o los dejan ir sin razón aparente, las únicas muertes que hay en la serie son al final y ni siquiera porque hayan sido en batalla sino por sacrificio, a esto debo agregar que las coreografías de batalla dejan mucho que desear, hasta por momentos parecen gif repitiéndose una y otra vez, solo limitándose a chocar espadas.

Casi terminando la serie comienzan a usar a las Líneas de Nazca como poder de ataque a los demás, sin embargo, nunca se estableció previamente que esto podía suceder, de por sí la serie nunca establece de qué forma emplea su factor fantasía y la usa cuando le parece favorable. En cuestiones de exposición de eventos, la obra es bastante torpe, puede pasar de una escena a otra de una manera muy abrupta y hasta parecer que no tiene contexto alguno y las ideas que va proponiendo parecen resultado de una tómbola.

De las pocas cosas que puedo destacar de la obra es su diseño noventero que en lo personal me parece bastante atractivo, al menos los personajes se pueden diferenciar entre sí, no es que tenga mucho detallado el mismo, pero esta decente, sin embargo, no puedo decir lo mismo de las vestimentas de los guerreros, son mallas con plumas por todo el cuerpo, más parecen los primeros Power Rangers de la historia que Guerreros Incas. La música del show es buena, aunque hubiera preferido algo similar a lo que hizo Kajiura en Eru Kazado, pero dentro de las limitaciones del estudio está bien, varía entre piezas instrumentales propias y música clásica, por su parte el opening, inspirado en Little Fugue de Bach, me parece de lo más destacable de su soundtrack, el ending es otro punto alto de la serie, siendo una reinterpretación netamente instrumental del Condor Pasa.

Finalmente, Nazca es como la versión mal hecha de Saint Seiya, y eso que Saint Seiya ya estaba pendeja de por sí, muy confusa por lo mismo que no parece manejar sus propios elementos a plenitud y solo quedando como un potencial desperdiciado, si la van a ver les recomiendo quedarse con el recuerdo de Malcolm.

2/10 story
5/10 animation
7/10 sound
2/10 characters
3.2/10 overall
0 this review is Funny Helpful

You must be logged in to leave comments. Login or sign up today!

There are no comments - leave one to be the first!