Zegapain

TV (26 eps)
3.8 out of 5 from 2,245 votes
Rank #2,189

Sogoru Kyo is a normal high school student with great passion for the things he holds dear. In fact, his love for swimming is so great he is attempting to single-handedly keep the team alive. However, his life takes an unexpected twist when meets a strange girl at the pool whose existence shows him an enemy force that is threatening the very existence of humanity. These beings known as GARDS-OMS seek to eliminate humanity and take Earth for their own. His choice is to live as he has been, or take a place in the cockpit of a mecha to stop the extinction of humanity. They often say the truth will set you free, but in this case the truth may destroy Kyo and leave his beloved hometown without the hero it so desperately needs.

my anime:

User Stats

  • 0 watched
  • 0 watching
  • 0 want to watch
  • 0 dropped

If you like this anime, you might like...

Reviews

ThatAnimeSnob
7.5

Zegapain has a very good sci-fi plot that was not given the attention it deserved, thus sharing the same fate as Shinsekai Yori. It was a side project that was given a smaller budget and a less capable director, while most of the attention was placed on making Code Geass, which had a complete pile of shit for a script, but the colors were pretty and the themes were pandering most casual demographics, so why bother with an experimental title that would be thought provoking, but wouldn’t make as much money?And indeed, Code Geass was so successful, to the point Studio Sunrise changed its focus from creating dark and cerebral shows, to producing the worst possible cringefests ever since. Because that’s what was selling, not Zegapain, the final title of the dark sci-fi era that began a decade earlier with Neon Genesis. Since the Big Three were the only thing 90% of the community was watching, and Code Geass was labeled the only good mecha at a time when your average otaku had lost his interest in giant robots and was dancing like an idiot by mimicking the ending of Haruhi Suzumiya, Zegapain was forever left in obscurity, and was known only by the very few who would be were curious enough to try something that wasn’t one of the 5 shows everybody was watching, at a time when the industry was producing 40 of them in every season.As it usually happens, the titles most end up remembering are the flashiest ones, not the well-written ones, and Zegapain happens to belong in the rare well-written category. It’s not one of those shows they make on the fly, and they don’t expect anyone to care by the next season. It’s not some run of the mill moeshit or romcom, it doesn’t feel like something you are watching playing out in the exact same way as half of everything else. It stands out amongst mecha titles, a genre which got really saturated by the same studio that made it. Thank you Sunrise for making people to get sick and tired of seeing the same bullshit in mecha and jumping ship to moeshit. What an improvement. And I am not implying Zegapain is good just because it’s different. Aka, it’s not a subversion for the sake of being one. It’s actually doing something with what it subverts. And it stands out because not many others did it as such. I mean, we can easily label this a Matrix clone, since the premise is pretty much the same; people living in a computer simulation and the machines have taken over the real world, which is destroyed. But doesn’t handle the premise as a power fantasy, which is pretty much what every anime about videogames does nowadays. Thank you, Sword Art Online, for making people being trapped in videogames a thing, you f-ing piece of shit. And by the way, SAO came out at the same time as Shinsekai Yori, thus repeating history exactly as it happened with Code Geass and Zegapain. And then you wonder why I became a snob. My point is, it’s a show that deserves far more attention, because it had a great concept, it explored it, and it didn’t ridicule itself with tasteless fan service or off-putting comedy. We live at a time where people watch mecha only for Rikka’s thights, so you might want to see how captivating something can be, when it’s not made just as an excuse to masturbate. And yes, there are issues with it, so it’s not like I’m trying to sell you a masterpiece nobody has heard of. It was not a good action show even back when it was airing, and after a decade, the CGI makes it look even worse. The robots don’t have a cool design, the characters look generic and behave in a plain manner, the plot is very slow and kinda repetitive when it comes to having fights with mass produced identical enemy droids. You have to dedicate your time on something that looks dull, with the only promise being good theme exploration and legit character development. Which I understand it’s not what the majority of anime fans want today. They just want a power fantasy where the hero goes to a magical videogame world, kicks the crap out of everyone, and grabs boobs.And basically, if we go by the typical “Zegapain is like the Matrix with giant robots” it is instantly judged unfairly because it lacks cool karate, bullet-time and fancy acrobatics. There are no bankais or nine-tailed demon foxes, or a main tsundere waifubait that gets constantly sexualized, so the audience can spend most of its comments talking about her than anything else in the damn show. At the same time it’s not about man-machine codependency. Really, the machines do not need people in the show, so there goes that comparison. It is otherwise heavy on existentialism and good sci-fi ideas that are not trashed in favor of sexualizing minors. It just doesn’t look cool, and that is all it took to be unfairly forgotten almost immediately.

Zabusan
8

So I really don't expect anyone to know what this series is cause no one knows what this series is...But you should, it is one of the best underrated mecha shows available. Set in a Maihama (Urayasu, Chiba, Japan) our main character, Kyo Sogoru, is the leader of the swim club, and is determined to keep it part of Maihama High. One day, he stumbles across a young girl preparing to dive into the pool, anxious to think she wants to join his dying swim club, he approaches her and she utters something unintelligible and dives never to resurface. As the day continues he asks others of the girl atop the diving board, his peers assure him she doesn't exist and with video proof further proving her non-existence, he confides in his neighbor and best friend, Ryoko Kaminagi. Later that evening he his transported to alternate dimension and forced to pilot a giant, fluorescent colored mech named Zegapain. At first he is hesitant but quickly finds himself incredibly comfortable and familiar with controlling and piloting the mecha. After his first mission is a success he is returned to his world and his life is changed forever... Driven into a world reminiscent of his own and he is his stricken with memories of the people he met in the other dimension, he need to piece all this together as well as protect one world to protect the other... Reviewers will say nothing but great things about this series, basically: "...Matrix in anime form..." I couldn't agree anymore with this statement, it really hits the mark. With quite a few twists and turns and incredible character development for a short series, it's a rare gem, in an already dominated genre. If you can find it, please watch it and share in the brilliance that is, Zegapain...!!

Ciplas
7.7

Zegapain es un anime mecha con un toque atípico. Es obvio que no es el único en su especie utilizando los robots como una excusa para contarte algo más profundo, sino que los temas que aborda a lo largo de su desarrollo podrían caber tranquilamente en un cyberpunk ya que maneja el concepto de simulación, tal y como lo hizo Matrix en su tiempo, pero sin el rule of cool y más exploración de sus tópicos, o sea, una verdadera sustancia, todo esto para brindar reflexiones al espectador sobre lo que podría significar vivir en un escenario como el que propone, qué es lo que nos hace humanos y qué valor tienen nuestros recuerdos. No es raro ver la poca fama que tiene el título en cuestión, salió unos meses antes que Code Geass, sufriendo el corto presupuesto lo que convella un personal que trabajaba con poco, una presentación algo genérica con un típico escenario escolar, mechas se veían como robotitos chinos que compras en el mercado, y una sobriedad que muchas veces ahuyenta a un espectador que no busca algo más que entretenimiento. La serie nos cuenta la historia de Sogoru Kyo, un muchacho de secundaria que vive en la tranquila ciudad de Maihama, él está en busca de miembros para su club de natación, sin embargo, un día ve una misteriosa chica en la piscina, lo que Kyo no sabe es que solo él puede verla. Esto lo lleva a descubrir un número importante de acontecimientos, los cuales, aparentemente, él tenía conocimiento, pero debido a la naturaleza del mundo que lo rodea, no recuerda. Lo primero que tengo que aplaudirle a Zegapain es su construcción de mundo y el respeto que tiene por el espectador al brindar la información que compone la misma, dejando que quien esté visionando la serie pueda discernir los datos; pero esto no quiere decir que la obra deja huecos exagerados para que sean rellenados con paja mental, todo lo contrario, deja que uno pueda hacer ciertas hipótesis de lo que sucede, para luego justificar ambas teorías y el porqué de los sucesos. Me explico, inicialmente tenemos a Maihama como lugar de residencia de nuestro protagonista, una vez que se cruza con Shizuno, la chica que ve en la piscina, Kyo es notificado sobre un mundo alterno, lo que es catalogado como el mundo real, lo que daría por sentado que Maihama es un mundo virtual, o sea, una simulación, sin embargo, lo que hace la serie es dar pistas sobre ambos mundos para que no se tenga una total sentencia de lo que le acaban de decir a Kyo, ¿qué pasa si Maihama es real y a dónde va Kyo a luchar es una simulación?¿por qué tiene recuerdos infantiles de esa supuesta simulación que es Maihama? Estas dudas y pistas no solo se realizan a base de diálogos, sino también por medio de su narrativa visual, haciendo que se tenga un visionado activo. Todo lo referente a la simulación se refuerza con los escenarios vacíos cuando un personaje cuestiona la realidad de Maihama o cómo hay sucesos alterados en el día a día de los mismos. El espectador puede ir haciendo una idea de lo que sucede, junto al accionar de Kyo, el cómo vemos la ligereza de Shima y Minato luego de que Kyo amenazara con contar la verdad de las batallas de los Zegapain, porque tienen la certeza que pueden modificar los recuerdos de los habitantes o acomodar ciertos sucesos, como la existencia del videojuego simulador o incluir a Shizuno en la simulación para que sea visible a los demás. También podemos ver ciertos momentos donde el tiempo es irregular en Maihama y personajes desaparecen abruptamente, pero cuando parece que estamos dando por sentado que Maihama si es una simulación, se nos muestra como Kyo baja de Altair y quiere hacer contacto con un objeto material, siendo este intento inútil, junto a un mensaje en la pared que dice: “No creas en el mundo que ves” ¿por qué hay un juego que sirve como simulador de los Zegapain?¿cómo es que mantienen activa la simulación y cuál sería la razón de hacerlo?¿por qué incluso cuando conversa con la doctora de su escuela, ella le dice que es normal imaginar dos mundo donde uno se sienta cómodo? Hay partes hasta donde parecen condicionar a Kyo para que piense que las batallas en el Altair son simulaciones, por lo que hasta ese punto es normal ver la duda de Kyo y el porqué no se toma tan en serio las batallas. Incluso, la serie inicia con el sacrificio de Kyo a bordo de un mecha, pero no te está diciendo cuándo sucede ello, esto se justifica luego, él ya fue piloto del Altair, por lo que puede pilotar con normalidad cuando es despertado nuevamente, se ve como la tripulación lleva paso a paso este despertar, sabiendo que cualquier momento puede recuperar sus memorias. Luego de esto la serie establece distintos servidores donde se guardan datos genéticos de los humanos, el punto de quiebre de Kyo es la pérdida del servidor de Shangai. Él opta por seguir pensando que es una simulación pilotar el Altair, cuando ve la reacción de sus compañeros y le dicen abiertamente cómo es que funciona el mundo, el ya no parece dudar tanto y comienza a cuestionar la realidad en la que estuvo viviendo, su estabilidad psicológica se ve alterada y eso también es mencionado en los exámenes que le hacen por medio del servidor de datos, esto se refuerza con el montaje de sucesos que son intercalados para reflejar el cambio repentino que escenarios a los que está expuesto Kyo, más la revelación en el tren que va a Tokyo, porque nunca llega a su destino y solo regresa a Maihama una y otra vez. Ya teniendo ese avance en la historia, la obra comienza a seguir construyendo el funcionamiento de su mundo, lo siguiente es mencionar las apariciones, en otras palabras, la serie nos dice que lo que vemos, tanto en el mundo como en la simulación, no son cuerpos reales, son datos que se están siendo reproducidos en una forma humana para conservarlos, eso nos da dos datos importantes, el primero es que la obra sabe cómo anticipar sus hechos, como mencioné, Kyo al bajar de Altair e intentar hacer contacto con un objeto, no puede, la información previa lo justifica, también nos da a conocer que a pesar de ser apariciones, no son inteligencias artificiales, es por ello que con todo lo que se relaciona Kyo en Maihama, tiene comportamiento humano, porque desde antes lo fueron, solo que sus datos genéticos están guardados en un servidor, por ello es que Kyo sigue luchando por ellos y sigue conviviendo con ellos, totalmente comprensible ¿acaso puede hacer algo para detener lo que está sucediendo?¿qué le queda si la única razón para no romperse es seguir interactuando con la gente que ha conocido hasta ese tiempo? Lo último es que como son datos, los viajes entre Maihama, la nodriza y los Zegapain, se hacen a través de transferencias de datos, lo que nos da el siguiente punto de información. Lo siguiente que establece la obra es la pérdida de datos, esto se anticipa cuando Kyo olvida un ejercicio matemático en un exámen, él se sorprende de nos saber la respuesta, ya que normalmente hubiera resuelto ese ejercicio,  lo más fácil hubiera sido colocar a Shimo explicandole a Kyo por qué está perdiendo ciertas memorias, sin embargo, lo bueno que hace la serie es darte la explicación al suceso de manera natural, siendo el ejemplo tomado con Ark, una de las pilotos transferidas de otra nodriza, resulta que al ser datos, como el número de transferencias de datos es alto, debido a las constantes batallas contra el enemigo, esto a la larga trae consecuencias, que son pérdidas de datos, lo que conlleva a que se pierdan memorias y esto deriva en un conflicto más potente para los personajes, ya que esto les da tiempo de vida, y sí, para este punto cualquier podría pensar: “bueno, son apariciones, esto los hace luchar y luchar sin peligro aparente porque pueden volver a aparecer”, pero no, la serie te da esa condición para exista un peligro real al encarar las batallas, de paso la presentación de Ark y su compañero Chris, también establece que Oceanus no es la única nodriza en batalla. Si bien hasta este punto la serie tiene una buena exploración temática, lo que no parece tener es un punto definido, primero vemos a los Zegapain luchando contra enemigos aleatorios para luego decirnos que buscan unos puntos específicos llamados áreas deutera y así evitar la expansión de los villanos, sin embargo, sigue sin haber alguien ha vencer en concreto, hasta la aparición de Abyss y Sin, humanos artificiales creados a partir de datos de humanos reales, lo que también se les conoce como restaurados, pero estos sujetos no son lo suficientemente explorados como para saber sus motivaciones, si, sabemos que se preguntan la razón por la que el otro bando está luchando, llegan a entender que hay sentimientos de por medio, pero ellos al ser seres despojados de los mismos, siguen luchando tal cual, siendo solo peones del ideal de Naaga, quien es el culpable de que la tierra haya llegado a ese punto. Volviendo a lo que es la naturaleza del mundo presentado, debo seguir reconociendo la buena anticipación que maneja la obra para exponer sus puntos, desde los primeros capítulos se nos había mencionado el tema de los deja-vu, debido a que al ser una simulación, el servidor que tiene alojado todo esto, no es superpotente, y se reinicia cada 5 meses, haciendo que las apariciones dentro de la simulación tengan que repetir todo lo acontecido hasta ese momento y teniendo un Kyo con 100 repeticiones encima sin darse cuenta, no solo ello, también es que un anterior Kyo fue el que dejó ciertos mensajes al Kyo que vemos en la historia, lo cual también fue anticipado y es ese mensaje que se puede ver en las paredes del mundo real diciéndole que no crea en lo que ve o dentro del juego de simulación cuando le dice que no se relacione con Shizuno. Cabe mencionar que hay un time-reset, pero esto no afecta a los Celebrant, por lo que ellos son los que cargan con todo el peso de recordar lo que ha pasado y seguirá pasando, incluso cuando se va a hacer el reinicio del servidor y los personajes son conscientes de ello, la serie no opta por una salida fácil de decirnos que milagrosamente hay una solución, sino que lo hace y eso hace más fuerte el golpe. Ya como para terminar el cómo Zegapain construye su mundo, me gusta la idea de depuración que tiene el servidor. Nos dan dos ejemplos de Celebrants muertos en batalla, esto se refleja en la simulación, o sea, si un Celebrant muere, en la simulación los demás habitantes siguen recordando su existencia pero nunca se pueden cruzar con esa persona, el servidor le da una razón a su ausencia con un accidente o una transferencia a otra escuela, sin embargo, si alguien se percata de que esa idea no cuadra, el servidor lo depura y la forma de hacerlo es volviendolo Celebrant, así se genera la fuente de pilotos para luchar contra el enemigo y hace también que Maihama sea el objetivo principal de ataque de ellos, teniendo en cuenta que es el único servidor que queda con datos genéticos.  La serie maneja mucha pseudociencia relacionada a la tecnología para justificar su universo de simulación, si bien hay cosas que se justifican con verosimilitud en la trama, como las transferencias de datos, el cómo funcionan los servidores cuánticos y los reinicios de estos, la depuración de elementos que compliquen el funcionamiento normal del servidor, algunos errores por cuestiones naturales de la cantidad de información que manejan estas máquinas, etc, también tiene algunas escenas que son fundamentales sin explicar, una de ellas es cuando Sin repara los datos de Kaminagi haciendo que ella pueda caminar luego de su accidente, pero dejándola sin emociones, esto simplemente sucede porque se supone que los restaurados tienen información que los de Oceanus no, o también al final cuando se meten al canal de información junto a Shizuno los demás tripulantes de la nodriza para resolver el problema de turno, la justificación es muy sosa y simplista para lo que se había esmerado la serie hasta ese punto en establecer sus bases, haciendo que todo tenga sentido porque es tecnologia y nada más.  El punto en contra más notorio que tiene la serie es Kaminagi, la compañera de Kyo, ya que inicialmente, cuando la vemos en su día a día dentro de Maihama, es una chica media engreída pero adorable hasta cierto punto, que pese a su actitud tiene algunos rasgos de madurez en sus acciones, sin embargo, una vez descubre una cinta que dejó un ex-Celebrant, comienza a cuestionar el mundo y es despertada para convertirse en una Witch; para entender mejor esto debo mencionar que normalmente hay dos clases de pilotos en un Zegapain, el Gunner, quien es el piloto principal y la Wizard que es la que lo apoya, pero cuando la Wizard tiene una relación estrecha con el Gunner, ella se convierte en Witch, que cumple la misma función solo que con un grado de anticipación mayor. Debido a esto, Altair sufre un ataque con una nueva nave desarrollada por Abbys, el Anti-Zega, y ella no es transferida a la nodriza, Shizuno la puede recuperar pero sin WiFi, bueno, en serio, la recupera a medias porque solo contiene emociones cuando está dentro del Zegapain, ya que sus datos se fusionaron con el mecha, recuerden que casi todo se basa en cuestión de transferencias de datos y dispositivos de almacenamiento, así que tiene sentido, lo que es imperdonable es la forma en como la regresan, porque la deja inutilizada y su relación con Kyo se va al demonio, no se hace énfasis en nada de lo que le sucedió y es prácticamente un plot device que sirve solo para el desarrollo de Kyo. Luego de esto es devuelta a la simulación pero siendo solo un personaje sin emociones que tampoco sirve de ninguna manera para denotar los peligros a los que están expuestos los Celebrants y esto no puedo dejarlo pasar por alto por la gran cantidad de tiempo que se le da en pantalla al personaje. Ya que incluí a Kaminagi, pasemos a los otros personajes, si bien no son muy complejos, tienen sus propios conflictos y son afectados con los sucesos de la historia, hasta llegando a tener buenos cuestionamientos de lo que sucede, definiendo mejor el tono de la obra y sus pretensiones reflexivas, tampoco voy a exagerar diciendo que está al nivel de otras obras mucho más sustanciosas en ese aspecto, pero por ello menciono, para su contexto, las reflexiones funcionan en gran medida. Tampoco es que los personajes sean sumamente memorables, pero debido a la exploración de los temas propuestos con cada uno, si llegan a crear un interés en el espectador. Kyo, nuestro protagonista, es un tipo cabezotas pero decidido que logra influenciar a sus compañeros, sus momentos reflexivos son de lo mejor que ofrece la serie, teniendo siempre una conclusión para lo que está pensando, logrando incluir esas reflexiones en momentos precisos para no desentonar ni tampoco se siente forzado. Es entusiasta pero también imprudente y su personaje pasa por diversas situaciones en donde intenta comprender lo que sucede, incluso llegando a frustrarse por no entender a plenitud lo que lo rodea. Tiene los dos huevos bien puestos cuando decide quedarse solo en el mundo real mientras espera la resurrección de sus compañeros, por más feliz que parezca este final, tengan en cuenta, el tipo solo va a poder interactuar con ellos más no tocarlos, estuvo luchando para eso, pero aprendió a luchar para proteger a los demás, eso es tener un desarrollo y un aprendizaje, logra tocar una flor, es el mundo real pero deshabitado, luchó para darle eso a sus seres queridos, un cierre poético.  Shizuno por su parte, tiene su propio conflicto al ser un ser un cuerpo artificial creado por los servidores cuánticos, es por ello que no tenía datos previos a la creación del servidor de Maihama, ella siempre es consciente que el final feliz que todos tendrán no es un final feliz para ella, y lo hace notar a cada instante. Su triángulo amoroso con Kyo y Kaminagi está bien trabajado, no es intrusivo ni se dramatiza a grado telenovela y hasta se resuelve con madurez. Shimo es un caso similar a Shizuno, solo que en lugar de ser un cuerpo artificial es un clon de una aparición para de esta manera poder ir en contra de los planes de Naaga, a pesar de su condición y ser un líder que parece utilitario, teniendo siempre en mente la batalla, tiene uno de los diálogos más memorables de la serie y denota ese cuestionamiento de qué tan diferentes somos de una máquina o de un clon.  Lu-Sheng, junto a las hermanas May, son originarios del servidor de Shangai, él lleva culpabilidad por ser hijo de uno de los inversionistas del proyecto que llevó a la humanidad donde está en ese momento. Es sincero con sus ideales y viéndolo por de otra forma, es un personaje paletazo que no es intrusivo.   Kuroshio es uno de los que está en los controles del Oceanus, él desea mantener su status-quo, ya que piensa que los recuerdos son lo que lo definen como un ser viviente, sin esos recuerdos no sería nada ni tendría un pasado, rechaza la resurrección porque le gusta la idea de tener su vida eterna, se entiende sus motivos, solo que el conflicto que presenta no va mayores por una lógica resolución de Shimo, sin embargo, el espectador entiende sus motivos y estos son reforzados en la conversación con Kyo y Kaminagi.  Minato es la segunda al mando del Ocenaus, es mayormente servicial con Shimo, y tiene mi reconocimiento de no ser la típica rubia rompehuevos, al menos no tanto como otras. No es que ofrezca demasiado, sin embargo, es funcional para lo que se le requiere en la trama y se entiende su pasado con Shima cuando fue rescatada del servidor de Sydney. Ark y Chris son los Celebrant que llegan de otra nodriza, tienen el drama mejor armado de la serie y su conclusión es destacable a nivel escritura. No solo gozan de un conflicto propio y con buen feeling para el espectador, sino también sirven para explicar algunas cosas fundamentales del funcionamiento de los servidores, tal y como ya he mencionado previamente. Chris siempre tiene presente a Ark luego de que ella muriera, y esto no solo se da por medio de diálogos, imagina lo cansino que sería escuchar a cada rato a Chris llorando a Ark, sino que es un tanto sutil para brindar cierta remembranza a su amada. Como mencioné al iniciar la reseña, la serie no goza de una popularidad masiva y hasta pasó inadvertida en mi radar, siendo que normalmente me veo cada cosa que se cruza en mi camino, más aún si es un mecha, esto entendible, ya que el espectáculo carece de atractivo visual, el CGI de los robots es horrible y se ve superpuesto en el escenario haciendo pésimo contraste con el mismo, el diseño genérico y poco memorable de los personajes tampoco ayuda, llegando a ser poco consistente en ese sentido, hay veces que son poco detallados, pero en las vestimentas de batalla son creativas y tienen mejor detalle, los rostros suelen repetirse y siendo lo único variable el peinado y las vestimentas, los movimientos son en ciertos casos toscos y las coreografías de batalla son básicas, algunas veces se usa ingenio de los personajes, pero no es algo sumamente recurrente, si a esto le agregamos que algunas de las batallas no tienen valor narrativo, pues no estaría exagerando, ni siquiera hay una dirección que pueda solapar el carente trabajo de animación, son poca dinámicas y planas, aunque estas batallas existen para justificar su existencia como anime de mechas, lo que sí debo resaltar el método para pilotar las naves, me parece genial que se use un piloto y una co-piloto, la cual ayuda a brindar armas y velar por el mantenimiento del mecha, sin embargo, tampoco es que sea sumamente complejo y en un par de peleas puedes familiarizarte con la dinámica de vuelo. Si a esto le sumamos el ritmo de la serie, tenemos la ecuación perfecta para ser rechazada por el público, no es que el ritmo sea atroz, en absoluto, sino que es lento y esto se debe a que se toma su tiempo en desarrollar sus ideas, como dije, la obra te va dejando pistas y anticipa sucesos, hasta los diálogos más mínimos recitados por los profesores o compañeros de escuela, cobran sentido una vez que llegas atar cabos en las partes fundamentales de la obra, pero si sacas ello, no deja de ser un anime con un tipo en un mecha agarrándose a putazos con otros robots y encima animado con el culo y con explosiones igual por todas partes, en realidad parece que solo tenían uno o dos efectos de explosión y los reciclaron en varias escenas, de igual manera también hay muchos clips reutilizados en otras situaciones, lo que solo me hace pensar que no querían gastar de más por un natural temor a que gasten más de lo que puedan ganar.  En donde termina luciendo en lo visual es en los fondos, en su mayoría están bien ilustrados y representan de buena manera lo destruido que está el planeta, las bases del enemigo y las zonas de simulación, si bien no es algo que destaque a un nivel loable, se debe reconocer que es de lo mejor que puede ofrecer el espectáculo. A esto ayuda la ambientación sonora, la cual está bien trabajada, el hecho de jugar con el paneo de voces para denotar la urgencia de las misiones o de los enemigos llegando por distintos lugares, la música que enaltece las escenas mostradas y un opening tenue con ciertos altos pero que sigue siendo algo suave como para una serie de mechas, lo cual le da un toque distintivo desde ese aspecto, lo que también me agrada de este aspecto es que las secuencias mostradas durante la canción de apertura va cambiando, en realidad son tres versiones que van cambiando de acuerdo a las situaciones presentadas en la serie, lo que es una buena recompensa para los que no se saltan dicha parte, mientras que las canciones de cierre, son igual de memorables, en especial “and you”, la cual colocan luego del festival, justo en cuando Kaminagi comienza a dilucidar la verdad que rodea a la simulación.  Finalmente, Zegapain, es una subversión del mecha típico, si llegas buscando acción bombástica posiblemente termines decepcionado, tampoco funciona para un espectador ocioso que no presta atención a los detalles o que simplemente no tiene idea de cómo funciona la narrativa visual. Brinda sus datos correctamente, su construcción está muy pulida y casi no deja nada al aire, cerrando sus ideas, si bien tiene sus errores, como ciertas cosas que se resuelven bajo la excusa de tecnología y Kaminagi siendo un personaje relevante mal escrito, tiene muchas cosas positivas y reflexivas que ayudan a que sea un visionado activo y sumamente interesante, invita a cuestionar lo que es la realidad y que es lo que nos define como seres humanos, si vale la pena una vida eterna a cambio de sacrificar cosas fundamentales de la vida misma y como es que nuestros recuerdos influyen en nuestra percepción, también cabe recalcar que no cuenta con unos villanos muy bien trabajados, pero debo darles crédito de ser presentados con estilo, ese tono medio robótico que les ponen sin poder notar su voz real es amenazante. Se toma su tiempo en desarrollar su setting y conceptos, por lo que es un anime que merece mayor reconocimiento y con gran material de debate.

See all reviews

Related anime

Characters

See all characters

Staff

See all staff

Discussions

Custom lists

See all custom lists